Síguenos en nuestras redes sociales

¿Sabías que existen más de 637 pueblos paganos donde nunca fue anunciado Nuestro Señor Jesucristo?

A estos pueblos los llamamos “pueblos no-contactados” Los pueblos “no-contactados” son los pueblos más pobres de los más pobres. Y son los más pobres, aún cuando tengan una buena situación económica, sanitaria, afectiva o social (lo cual de todos modos, no parece ser el caso de ninguna de estos pueblos). Son los más pobres por un solo motivo: no conocieron jamás a Jesús.

Nuestro Señor padeció y murió en la Cruz por amor a ellos, pero nadie se los ha anunciado aun. Ignoran que Dios se hizo hombre y habito entre nosotros, que nos amó hasta el extremo para que fuéramos salvos. Ignoran que nos dejó a su madre bendita, nuestra Virgen María. Ellos no saben esto, y no podemos dejar que pasen a la eternidad sin saberlo.

¡Nos propusimos no descansar hasta que podamos anunciar el Evangelio a todas las gentes!

Para que este proyecto pueda cumplirse es necesario que muchos creyentes trabajemos por esta causa, y el modo de hacerlo será muy simple, esto es que cada uno de nosotros asumirá el compromiso firme de rezar pidiendo tres gracias concretas, relativas a la tribu que a cada persona haya adoptado, a saber:

  • Que al pueblo llegue al menos un Misionero a hacer el anuncio de la Buena Nueva.
  • La conversión de dicho pueblo a Jesucristo y, por tanto, a la Santa Fe Católica.
  • La salvación eterna de dicho pueblo perseverando en la fe.

Para estos magnánimos fines contamos con medios humanamente insignificantes pero sobrenaturalmente potentísimos:

  • Un avemaría por día.
  • Un rosario por semana.
  • Una confesión por mes.
  • Una peregrinación (o visita) por año a cualquier santuario.

La Oración, como acto espiritual de misericordia, combinado con la adopción espiritual de una tribu, es muy significativo tanto para la persona que ora como para las personas a quien se dirige la oración. Aunque no siempre es posible ver los efectos particulares de la oración, sabemos a través de las escrituras que dios quiere que oremos, y sabemos por fe que Él responde todas las oraciones.

EL PROPÓSITO DEL PROYECTO DE ADOPCIÓN ESPIRITUAL DE UNA TRIBU ES TRIPLE:

  • Que un Misionero vaya a esa tribu a preducar el evangeliio.
  • Que, a través de las enseñanzas de Nuestro Seños Jesucristo, la Tribu se convierta al catolicismo.
  • Que, por el fruto de su conversión, sus almas se saven eternamente

¡Si deseas adoptar una tribu espiritualmente completa el formulario y te contactaremos!

ENVÍE UNA VEZ EL FORMULARIO. NOS PONDREMOS EN CONTACTO CON USTED TAN PRONTO COMO SEA POSIBLE.

*
*
*
*

Gracias a tu ayuda salvaremos la vida y el alma de muchas famílias 🙏

Síguenos en nuestras redes sociales